Mi experiencia Erasmus en Drammen, Noruega

Me llamo Sílvia Huete y soy una apasionada de la cocina desde pequeña.

Hace tres años, me matriculé en la Escuela de Hostelería Castillo del Marqués. Fue una experiencia muy divertida y enriquecedora, hacía más de veinte años que no me sentaba en un pupitre y levantaba la mano para pedir permiso para ir al baño.

En el segundo curso, los profesores nos hablaron de la FCT, prácticas de cocina obligatorias, a realizar antes de finalizar el grado. Entre las propuestas, estaba beca Erasmus, tres meses trabajando en un restaurante en algún lugar de Europa, en ese momento no me lo pensé y dije que yo quería ir. Hubo gente que me decía que estaba loca y que cómo podía dejar a mi familia aquí para irme tan lejos y tanto tiempo. Empecé a sentirme contrariada y algo nerviosa, pero continué con los preparativos emocionada y feliz. Dejaba mi zona de confort y mi aburrida vida de ama de casa para afrontar una experiencia que no sabía cómo podía desarrollarse, pero no hay nada que me guste más que cocinar. Después de varios meses, supe que mi destino final iba a ser Drammen, una ciudad encantadora de Noruega.

Me puse en contacto con mi jefe de cocina para el tema de la vivienda y demás información, antes de llegar a Drammen ya nos habíamos hecho amigos.

Y llegó el gran día. Después de cuatro horas y media de vuelo, aterricé en el aeropuerto de Oslo, tomé un tren y en una hora estaba en Drammen y allí esperándome Eduardo, mi jefe de cocina y amigo. Recuerdo que no dejaba de nevar y hacía mucho frío, a pesar de ser mediados de Marzo.

Me llevo a ver el restaurante y presentarme al personal. Frukt & Grønt, ese es el nombre. Un restaurante pequeño muy acogedor, de luces tenues y de alta cocina nórdica. Más tarde fuimos a ver algo de la ciudad y por último, mi alojamiento. Tengo que decir que me preocupaba un poco ya que no lo había visto hasta ese momento. Era un estudio en un apartahotel, todo nuevo y muy bonito y tan solo a un paseo del restaurante.

Comencé a trabajar al día siguiente. Me sentí muy bien con todo y con todos. Al principio me costó un poco adaptarme pero me decían que era normal. El idioma no fue del todo un problema para mi ya que todo el mundo allí habla inglés, pero en cocina tanto recetas, ingredientes utensilios y demás, venía todo escrito en noruego. Me descargué un programa que me recomendaron y al final hay más cosas de cocina que puedo decir en noruego que en inglés.

Con el paso de los días, éramos más que compañeros, familia. Hay que tener en cuenta que al ser nórdicos, menos mi jefe de cocina, son muy silenciosos, disciplinados, tranquilos…,nada que ver cómo se trabaja en España, pero eso no impidió que en muchas ocasiones gastáramos bromas, pusiéramos música y lo pasáramos genial mientras trabajábamos.

Erasmus plus me dio la oportunidad de conocer un país maravilloso en todos los aspectos. Mi familia pudo ir dos veces durante mi estancia en Drammen y fuimos a conocer la Noruega salvaje incluyendo fiordos majestuosos, paisajes de postal y ciudades de cuento.

El nivel de vida de Noruega es muy elevado pero la calidad de vida es maravillosa.

Es cierto que nunca imaginé, a estas alturas de mi vida, que viviría en un país tan distinto a España, y convivir con gente tan diferente a los españoles, su cultura, forma de pensar, costumbres… lo que lo hace más atractivo e interesante.

Vivir en Drammen, ha sido la mejor experiencia de mi vida tanto a nivel personal como profesional.

Silvia Huete. Prácticas de Técnico en Cocina y Gastronomía 2019.

Un comentario en “Mi experiencia Erasmus en Drammen, Noruega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s